TÉCNICA JACQUARD
Esta técnica se utiliza para tejer dibujos. Para ello necesitaremos un patrón y dos ovillos, uno de cada color. Tejeremos en punto jersey y el dibujo se irá formando al incorporar los diferentes colores.
Paso a paso
Esta técnica se utiliza para tejer dibujos. Para ello necesitaremos un patrón y dos ovillos, uno de cada color. Tejeremos en punto jersey y el dibujo se irá formando al incorporar los diferentes colores.
Al cambiar de color no se cortan las hebras, se quedan entrelazadas por el revés de la labor. Es importante no dejarlas muy tensas para no encoger el tejido.Tejeremos como indique el patrón, tanto por el derecho de la labor como por el revés.
Empieza con punto del derecho siguiendo el gráfico, tejiendo con el primer color.
Cuando toque empezar el dibujo, incorpora la lana del otro color. Para ello, pasa la hebra con la que estabas tejiendo hacia atrás y sujetala con el dedo de la mano izquierda.
Coge la hebra del nuevo color y sujeta ambas hebras con el dedo de la mano izquierda.
Empieza a tejer con el nuevo color.
Cuando debas cambiar, vuelve a coger el color del principio. Lleva la hebra hacia la izquierda por detrás de la labor, déjala un poco floja y sigue tejiendo los puntos que correspondan con el gráfico.Verás como los hilos van quedando entrelazados por el revés.
Gira la labor y teje la siguiente vuelta del revés siguiendo el patrón de cambios de color. En esta ocasión, las hebras de los cambios de color, quedarán mirando hacia ti.Sigue tejiendo los cambios de color necesarios de forma que el tejido no quede tirante y recuerda no cortar las hebras. Si vas a diseñar tu propio motivo, te recomendamos hacer primero un esquema y evitar dejar hebras de más de 4 puntos sin tejer, ya que quedarán muy largas y pueden hacer que se encoja el tejido